myturnoff

UN LUGAR QUE NO ES LUGAR, DONDE HABLAR DE MÁS ESTÁ BIEN VISTO

COLUMNAS

Ya no baila

Me senté a ver el fuego danzando sobre las leñas como danzan dos recién casados su primer vals: con nervios, goce y emoción. El silbido de la brisa se mezcló con el de la caldera, quien avisaba a los gritos que el agua ya podía hacer el amor con los granos de café.

Oda al silencio

Por su parte, el silencio es compañero de la esperanza, a veces la traiciona, pero siempre la alimenta.

El activo más valioso

Por momentos es difícil concebir y tener idea del tiempo. Aún más al ser joven, por más contradictorio que parezca. Uno pensaría que en el periodo que una mayor cantidad de cambios físicos y mentales de fácil notoriedad, se manifiestan, se podría percibir mejor el curso del tiempo, pero quizás tanta revolución sea la responsable de entorpecer el entendimiento del flujo temporal.

Renuncia

Elegirte antes de elegir al otro. Renunciar no es el fin, sino una puerta abierta a algo mejor.

Palabras finales

Terminé otro libro. Quizás ahora esté uno más cerca o uno más lejos. Creo que así es la vida, nunca se sabe si se está acercando o alejando. Caminar es leer un libro y moverte hacia un punto predeterminado, es acortar el montoncito de hojas color sepia que se ubica sobre el lado derecho, si se utiliza como centro el lomo del libro.

Invierno

Dichoso quien disfrute del invierno tal y como vos, y que no lo padezca como yo.

Como las galletitas

Una vez, cuando tenía cinco años, vi a mi tío comiendo unas galletitas con mucha pinta. Le pregunté qué estaba comiendo, para ver si lograba pescar alguna de esas delicias. Me comentó que se trataba de sus galletitas favoritas, las más ricas del mundo. Miré el paquete y noté que quedaba una, por lo que mi cara se apagó. Pero los tíos son maravillosos y siempre hacen lo que sea por iluminar –aunque sea por un ratito- la cara de un sobrino, por lo que me cedió la última.

Ridiculez

Hay días en los que me siento patética. Dar el lujo a enamorarme fue el primer error. Me duele mirarte a los ojos, los mismos que tanto me mintieron. O tus labios, los que juraban amarme y terminaron mirando a otro lado. A pesar de todo vuelvo a perdonarte. No me entiendo, tampoco a ti.Sigue leyendo “Ridiculez”

One-shot

Solo se escuchaban pasos débiles a la distancia. Entre los silencios del pentagrama, muy lejanos, muy intermitentes, aparecían de vez en cuando. Pero, mientras tanto, silencio. Silencio, nada más bello que cerrar los ojos, recostarse en el mostrador y reposar la cabeza entre los brazos cruzados, forzando al mundo en convertirse en una simple memoria.


¿Te gustó? Seguinos

Recibí las publicaciones a medida que vayan saliendo, directo a tu mail.

4 comentarios sobre “myturnoff

  1. Hola!! Hace poco me enteré de esto por una amiga ,que escribió “espectáculo quieto” la verdad hermoso! Y los demás tambien! A mi me gusta escribir u tengo partecitas mías que me gustaría compartir. No soy la mejor obvio , pero a ver qué les parece! No se como tendría que hacer. Gracias y vamo arriba!!!

    Me gusta

    1. Hola Guillermina! Nos encanta recibir este tipo de comentarios, la oportunidad es para todos aquellos que deseen escribir. Si te parece hablarnos por Instagram @myturnoffok o sino pasarnos alguna red social para comentarte nuestro proyecto.
      Saludos, esperamos respuesta!

      Me gusta

  2. Hoy, domingo, extraño nuestros domingos. Extraño el despertar a tu lado y reír de como luces con esa expresión de máxima relajación, pero después la risa se esfumaba y se me llegaban los ojos de ternura al pensar en la paz que me dabas, en que esos segundos me hacían sentir que todo estaba bien y que mientras mis días empiecen contigo a mi lado, nadie podría dañarlo. Extraño nuestros domingos compartiendo café y entre cada sorbo de café se nos escapaba una risa, una anécdota, un “te amo”, extraño nuestros domingos de películas, nuestros domingos simplemente acostados en silencio, extraño los domingos con tu compañía. Hoy, domingo, despierto en la cama vacía, ya no preparo café porque me parece aburrido y en vez de crear momentos para escribir sobre ellos, me dedico a escribir sobre no tenerte, escribo sobre que todos mis días son domingos, sin vos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s