Al olvido

Otra vez no podes dormir porque tu dolor no se alinea con la calma y colapsas, pero ¿cuántas veces intentaste arreglar algo que no rompiste? En esas veces en las que te encontrás solo, con la constante tristeza que te mantiene despierto cuestionándole a tu insomnio cómo seguir, es cuando más te tenés, pero el dolor te nubla y no lo ves.

¿Cuántas noches pasaste queriendo olvidarte de lo que antes te hizo feliz? No te olvides que todo llega, todo pasa y asi como tus carcajadas se volvieron llantos de tristeza, vas a volver a reír una y mil veces más. Se cerró una puerta y un millón se abrirán en con el tiempo.

Te culpaste del dolor que no causaste, te caiste, tenes que levantarte. No te obligues a olvidar, porque muchas veces es la esencia de esos recuerdos lo que nos mantiene vivos, no los borres, llevalos contigo, te aseguro que nos mata mucho más el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: