Libreta

Sin más, me dejó tirada. Tengo tanto que decir, pero borró todas mis palabras. Como una libreta mediocre, vacía por dentro. Hubo momentos difíciles, me costaba escribir mis propias letras. Cuando finalmente pude, no le gustó. Sin un gramo de empatía, me aventó al piso. Ahí quedé, con frases a medio escribir, palabras que nunca dije y hojas llenas de sentimientos callados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: