Mil quinientas treinta y tres esquinas

Me preocupa que no esté pasando nada. La piel se me pone nerviosa. ¿Cuántas historias no estarán comenzando hoy? Se suponía que hoy, en mil quinientas treinta y tres esquinas se iban a encontrar tresmil sesenta y seis personas. O sea, se iban a encontrar un montón más, pero esas iban a ser las afortunadas,Sigue leyendo “Mil quinientas treinta y tres esquinas”