Creele

Cuanto daño innecesario, no es que el daño sea necesario en ninguna circunstancia, pero en algunas es más evitable que en otras, nos hacemos entre nosotros. Una cantidad que ni somos capaces de entender. O sea, no entendemos el daño que generamos con acciones que ni tomamos unos segundos en discernir y ejecutar… Así creo que dañamos muchas veces, en piloto automático.

Mi tormenta

Quiero tus brazos al rededor de mi cuerpo porque es el único momento en el que dejo de escuchar la tormenta. Pero no la tormenta que todos conocen, a mi también me gusta esa tormenta. Hablo de la tormenta que aparece en mi mente. No me deja dormir, no me deja soñar y aunque intenteSigue leyendo “Mi tormenta”

Te lo mereces

No se si lo merezco. Directamente no se que sería merecer, alguien está llevando el recuento de nuestras acciones y las canjea por un evento espectacular o uno terriblemente doloroso como si fueran puntos del supermercado? Porque si es así, yo recuerdo que un martes de puntos dobles escuché una historia que podría haber evitadoSigue leyendo “Te lo mereces”